QUEEN - A NIGHT AT THE OPERA

$26.000

Sello: Virgin EMI Records – 00602547202697, Virgin EMI Records – 4720269
Formato: Vinilo, LP, Remastered, Stereo, Embossed Gatefold,180 Gram
País: EUROPA
Edición: 2015
Género: Rock
Estilo: Hard rock, pop rock
ESTADO DEL PRODUCTO
DISCO NUEVO Y SELLADO

Estado: NUEVO
Detalles:
Sello: Virgin EMI Records – 00602547202697, Virgin EMI Records – 4720269
Formato: Vinilo, LP, Remastered, Stereo, Embossed Gatefold,180 Gram
País: EUROPA
Edición: 2015
Género: Rock
Estilo: Hard rock, pop rock
ESTADO DEL PRODUCTO
DISCO NUEVO Y SELLADO

TRACKLIST

A1

 

DEATH ON TWO LEGS (DEDICATED TO......

A2

 

LAZING ON A SUNDAY AFTERNOON

A3

 

I'M IN LOVE WITH MY CAR

A4

 

YOU'RE MY BEST FRIEND

A5

 

'39

A6

 

SWEET LADY

A7

 

SEASIDE RENDEZVOUS

B1

 

THE PROPHET'S SONG

B2

 

LOVE OF MY LIFE

B3

 

GOOD COMPANY

B4

 

BOHEMIAN RHAPSODY

B5

 

GOD SAVE THE QUEEN

En otros trabajos, la banda británica se había acercado un poco al prog, un poco al glam, pero es aquí donde definitivamente rompen con cualquier tipo de etiqueta y se convierten en Queen, nada más. El sonido del grupo siempre ha sido fácilmente reconocible, especialmente gracias a la poderosísima voz de Freddie Mercury y a la carismática guitarra de Brian May, y es aquí donde ese sonido se solidifica del todo.
El disco comienza con Freddie al piano, con May haciendo ruido. Es "Death on Two Legs", una mordaz crítica a su antiguo manager, Norman Sheffield, que no debía ser precisamente un dechado de virtudes (la línea "do you feel like suicide? I think you should" resume bastante bien la opinión que tenía Mercury de su persona). El tema contiene unos cuantos retazos de la hábil guitarra de May y también algunos momentos operáticos de los que convirtieron a Queen en leyendas.
También tenemos unos pocos numeritos de "music hall", de los que parece que podrían ser escuchados en un cabaret de Londres en 1920. Uno de ellos es "Lazing on a Sunday Afternoon", una oda a la procrastinación que Freddie canta como una vedette. No dura más que un minuto, y da paso a "I'm in Love with My Car", interpretada por Roger Taylor. Es una canción que, debido a carecer de la voz principal de Freddie, podría ser bastante difícil de identificar como de Queen, pero que, pese a todo, es realmente buena.

Y llega "You're My Best Friend", compuesta por John Deacon, una de las canciones más geniales de la banda, con ese mítico teclado Wurlitzer (aunque a Freddie no le gustara éste). En el fondo es un tema pop bastante simple, de tres minutos, pero es efectivo hasta decir basta. Por su parte "'39", donde May lleva la voz cantante, es una especie de tema folk acústico con temática de ciencia ficción y unos cuantos coros espaciales. El estribillo de esta canción es realmente fantástico.
De nuevo volvemos a un tema más guitarrero con "Sweet Lady", con una machacona batería. Freddie está inmenso como siempre, pero la canción no es nada del otro mundo, la verdad sea dicha. "Seaside Rendezvous", por otra parte, recupera el sonido "music-hall", pero de forma más divertida. De hecho, es uno de mis temas favoritos en el álbum.
Era el momento de una canción épica, y para eso están los ocho minutos y medio de "The Prophet's Song". Tiene unos aires casi a Black Sabbath en determinados momentos, y todo. Si cambias a Freddie por Ozzy da el pego perfectamente. Hasta que llega una sección donde la voz de Freddie se va superponiendo sobre sí misma una y otra voz, creando un efecto que es interesante durante el primer minuto y que luego se hace algo más pesado. El resto de la canción, lo que no es el coro de voces, es realmente increíble.
Luego viene otro clásico: "Love of My Life", donde Mercury hace una de las interpretaciones de su carrera, tanto vocalmente como al piano (y esto son palabras mayores). Una de las canciones más bonitas de Queen, en la que también May está inmenso con sus breves pero emotivos solos. De nuevo aquí aparece la característica producción vocal, esos miles de capas tan densas de coros que definieron al grupo durante años.
"Good Company" es... ¿Brian May con un ukelele? Sí, efectivamente. Otra canción que tiene ese sonido de cabaret, pero menos aparente. No se puede decir que sea un mal tema, pero parece un poco de relleno, la verdad.
Y bueno, luego está "Bohemian Rhapsody", de la cual no creo que haya demasiado que decir. Es la mejor canción del grupo con diferencia, una verdadera obra maestra del rock. La parte operística (la de "Galileo, Galileo", vamos) es el punto álgido de la carrera de Mercury, tan intrincada que no se molestaban en intentar imitarla en concierto (decenas de capas, porque a lo mejor se aburría Freddie en su casa y decía "me voy a pasar por el estudio a grabar otras siete voces: setenta horas se tardó en grabarla), sino que se limitaban a colocar el mítico vídeo (además uno de los primeros del rock). Lo único que se puede hacer aquí es decir curiosidades... ¿sabíais que el piano de esta canción es el mismo con el que se grabó "Hey Jude"? Pues ahí queda.
Para terminar, May nos ofrece su visión del himno británico porque no había otra forma más pomposa y excesiva de acabar un álbum tan pomposo y excesivo. Y la verdad es que es un buen final.
Queen nunca alcanzó de nuevos las altas cotas de "A Night at the Opera". Pero no se les puede culpar por ello, porque es una verdadera obra maestra durante la mayor parte del tiempo.

Extraído de https://rockritico.blogspot.com/2013/05/queen-night-at-opera-1975.html