PINK FLOYD - WISH YOU WERE HERE

$12.000

Sello: Columbia – KNJC - 1067
Formato: Cinta, Cassette, Album
País: Chile
Edición: 1988
Género: Rock
Estilo: Rock Progresivo, Rock Sicodelico
ESTADO DEL PRODUCTO
Caja : Impecable
Casete: Impecable
Cover : Impecable
Cinta : Impecable

Estado: USADO
Detalles:
Sello: Columbia – KNJC - 1067
Formato: Cinta, Cassette, Album
País: Chile
Edición: 1988
Género: Rock
Estilo: Rock Progresivo, Rock Sicodelico
ESTADO DEL PRODUCTO
Caja : Impecable
Casete: Impecable
Cover : Impecable
Cinta : Impecable

TRACKLIST

 

SHINE ON YOU CRAZY DIAMOND

1-1.1

PART I

 

1-1.2

PART II

 

1-1.3

PART III

 

1-1.4

PART IV

 

1-1.5

PART V

 
 

-

1-2

WELCOME TO THE MACHINE

 

2-1

HAVE A CIGAR

 

2-2

WISH YOU WERE HERE

 
 

SHINE ON YOU CRAZY DIAMOND

2-3.1

PART VI

 

2-3.2

PART VII

 

2-3.3

PART VIII

 

2-3.4

PART IX

 

Jamás sería capaz de hacer una reseña sobre un disco de Pink Floyd, no me siento capacitado, ni motivado, porque mis sentimientos con la banda son encontrados muchas veces. Probablemente, jamás he escuchado uno de sus discos completos, de una sola vez, siempre termino cambiando. Y reconozco, que me atraen mucho mas visualmente, normalmente, cuando siento la necesidad de escuchar su música, voy hacia el lugar donde apilo los dvds, y pongo ese espectáculo grandioso, en todos los sentidos, que es "Pulse", cuyo juego de luces, pantallas y toda la parafernalia que les rodea, junto a esas impecables canciones, que solo gente como Waters o Gilmour son capaces de componer.

Y eso que mi primer encuentro con Pink Floyd no fue amor a primera vista, ni mucho menos. Vamos, que nuestra primera cita, no fue idílico, ni mucho menos. Yo tendría unos 15 o 16 años, y de Pink Floyd solo conocía, como mucha gente, el tema "Another brick in the wall", que sonaba potente y rockero. Un día al llegar del instituto, antes de ir a casa, pasé por casa de un amigo. Entre los discos de sus hermanos mayores, se encontraba el "Dark side of the moon", así que ni corto ni perezoso, lo enfundé en mi mochila, y me lo llevé para casa, con la promesa de devolverlo al día siguiente, antes de que el hermano en cuestión se diese cuenta.

Después de comer, subí a mi dormitorio, metí el disco en mi vieja mini cadena y me tiré en la cama a escuchar, uno de los discos más reputados de la historia del rock. Suponía e imaginaba, que la música de Pink Floyd, me encaminaría por un viaje sensorial, y ciertamente, me condujo directamente por la carretera hacia los dominios de Morfeo. No recuerdo, ni terminar de escuchar el primer tema. Cuando desperté, la aguja había vuelto a su sitio. En aquello días, como imagino que haríais muchos, cada vez que alguien me dejaba un disco, inmediatamente, metía una cinta de cassette en la pletina, y lo grababa al tiempo que lo escuchaba.

Así que di la vuelta al disco, también a la TDK de 60 minutos, y me fui a hacer mis cosas. Por la tarde, devolví el disco a mi amigo, y la cinta, se quedó guardada, junto a muchas otras durante bastante tiempo. Con el tiempo me fui abriendo a la música de la banda, y aunque jamás he conseguido entrar del todo en sus discos, y ser capaz de acabar la escucha completa de uno, si que he aprendido a maravillarme con sus canciones, con esa forma de tocar y componer, que no está al alcance de cualquiera, y es capaz de transmitir tantas cosas, pese a la frialdad que se le puede presuponer a algo tan técnico.

Si hay una canción de Pink Floyd que admiro por encima de cualquier otra, hasta el punto, de considerarla una de mis canciones esenciales, y de las más importantes de la historia del rock, es "Wish you were here". Desde esa entrada, la melodía, una de las mejores guitarras que me he echado a la cara, ese algo en la voz........., la hacen perfecta, y por supuesto, esa frase, que todos alguna vez hemos pensado, mencionado o anhelado, como desearía que estuvieras aquí. Pero si hay algo, que me parece, aun más importante por encima de todas las cosas, es que si pones la canción a alguien que no la conozca, y le dices que es nueva, no lo dudará.

A pesar de sus 40 años, "Wish you were here" no suena a antigua, bajo ningún concepto. Normalmente, al escuchar un tema, por su estructura, sonido o lo que sea, lo relacionas a una década concreta, pero eso es algo, que jamás me ha pasado con esta canción, al menos a mí, que siempre me suena actual y fresca. Sé que por mucho que lo intente, nunca me convertiré en fan de Pink Floyd,  pero seguiré disfrutando de sus canciones, de forma aleatoria, empapándome de esa belleza especial que tienen en su interior. Lo que no dudo, es que "Wish you were here", seguirá siendo por siempre, uno de mis temas favoritos, y seguirá sonando, una y otra vez, cuando necesite esa paz interior, o piense, que como me gustaría que estuvieseis por aquí.

Extraído de http://motelbourbon.blogspot.com/2012/11/pink-floyd-wish-you-were-here.html